LOS OLVIDADOS

17 Junio 2013 In Blog UDF
Valora este artículo
(0 votos)

Uno de los más grandes jugadores, a nivel mundial, tiene la sesión de entrenamiento de la mañana a las 10h, pero debido a su profesionalidad y a unos problemas musculares, llega a la ciudad deportiva a las 8h de esa misma mañana y………. sorpresivamente, la ciudad deportiva está abierta y “puesta a punto”. Un buen número de personas, se quedaron el día anterior comiendo y bebiendo en el vestuario hasta muy tarde, celebrando su última victoria y a pesar de eso, todo está a primera hora perfectamente limpio y colocado.

 

Nuestro profesional, camina hasta su taquilla donde encuentra una toalla perfectamente colocada en el suelo con una esterilla debajo, instándole a arrodillarse a rezar como cada mañana, y toda su ropa necesaria colocada en su casillero, para que pueda cambiarse y dirigirse al servicio medico.

Sus molestias continúan, así que se acerca a la camilla del fisioterapeuta, que está estudiando su caso desde que vió cómo se produjo la lesión y ya tiene preparada la sesión que le va a realizar.

A continuación, el readaptador le espera para explicarle la práctica previa al entrenamiento: un poco de tonificación, fortalecimiento y streching.

Tras los 20 minutos que dura éste trabajo, se acerca al utillero para pedirle algún spray que proporcione calor y alguna pomada, pero nuevamente se sorprende al advertir que, él ya se lo ha colocado en su taquilla, porque también observó su lesión e imaginó que le haría falta.

Faltan 30 minutos para el entrenamiento, en ese momento aparece el preparador físico que le ofrece una bebida energética compuesta por glutamina, puesto que sabe que previene las lesiones musculares y ayuda al refuerzo de ellas. Éste le aconseja que “trote” un poco antes de comenzar, así que decide acercarse al campo, donde la misma persona a la que le pedía el spray, se encuentra colocando los balones, conos y petos.

El jugador coge un balón, se pone a trotar y advierte que se encuentra por allí el jardinero, que está terminando de dejar el campo perfecto.

El preparador físico coloca el planteamiento del entrenamiento con conos, picas, aros, etc.…

Termina el entrenamiento, el fisioterapeuta vuelve a estar disponible para él, puesto que debe descargar; el readaptador pregunta y se interesa por sus sensaciones, y el utillero le coloca la toalla, las chanclas, recoge la ropa sucia,….

En cuanto el vestuario queda vacío, la persona de limpieza entra y se apresura en dejar todo listo para el entrenamiento de la tarde.

El equipo quizá decida quedarse a comer en la ciudad deportiva y como el “prepa” lo intuía, ha hablado con cocina para que les sirvan un menú apropiado para su recuperación: hidratos de carbono, proteínas y un poquito de grasa.

Estamos listos para volver a empezar, pero mientras lees todo esto recuerda una cosa…

ELLOS TAMBIÉN JUEGAN y son tan importantes como los futbolistas.

Leer 663 veces

Subscribete a los Boletines

Asegúrese y no se pierda acontecimientos interesantes por formar parte de nuestros boletínes.

Contactenos

Si tienes alguna consulta no dudes en llamarnos o enviarnos un mensaje, estaremos dispuestos a atender cualquier inquietud.

  • Nro. fono: +591 3352676

Conectate con Nosotros

Estamos en las Redes Sociales. Síguenos y ponte en contacto.